“Si queremos ayudar a cristianos que se sienten atrapados por el porno, tenemos que empezar por cambiar la cultura de nuestras iglesias”

Sé que muchos de los que lean estas palabras no necesitan convencerse de que el porno está mal. Tal
vez seas un cristiano que ama a Jesucristo, que quiere vivir para agradarle y sabe que eso implica mantener tu corazón puro sexualmente, pero eres consciente de que no ha sido así. No estás solo, pues es una realidad para todos nosotros, incluso para mí. Soy alguien sexualmente roto escribiendo a otros sexualmente rotos. No hemos dado la talla, pero la forma en la que hayamos fallado a nivel sexual puede variar. No todos los que lean este libro tendrán problemas con el porno, pero muchos seguramente sí; puede que incluso tú.

El consumo del porno suele ser algo privado y, por lo tanto, oculto a los demás. Esto puede llevar
a un profundo sentimiento de culpa y vergüenza, que hace a muchos sentirse solos y apartados. A lo
mejor te sientes identificado con esto. Te sientes mal por lo que has hecho y sigues haciendo, pero no te ves capaz de hablar de ello con otras personas. Puede que hasta sientas que no puedes sincerarte con Dios, por lo que se crea también una distancia dañina en tu relación con Él.

Este sentimiento de culpa afecta a ambos sexos, pero puede ser particularmente problemático para
las mujeres. Si alguna vez se mencionan el porno, la fantasía sexual y la masturbación en los círculos de las iglesias —que apenas se hace— normalmente se da por hecho que solamente suponen un problema para los hombres. Eso hace que muchas de las mujeres que enfrentan esta lucha tiendan a guardárselo para sí mismas aún más. La gente casada puede verse especialmente afectada por esto también, por la
creencia errónea de que los consumidores de porno son en su mayoría solteros. El resultado es que estas personas pueden sentirse demasiado avergonzadas como para compartir con alguien su lucha.

La vergüenza solitaria a menudo lleva al desánimo solitario. Puede que al leer estas palabras ya hayas
perdido la esperanza. Sabes que el pecado sexual te aprisiona, pero te sientes incapaz de deshacerte de él. Estoy hablando sobre la pornografía en especial, pero estos mismos principios se pueden aplicar más allá, a todo tipo de pecado sexual o a cualquier pecado en general. Has intentado acabar con ello
cientos y miles de veces y no has sido capaz, puede que incluso te hayas dado por vencido ya.

Si queremos ayudar a cristianos que se sienten atrapados por el porno, tenemos que empezar por cambiar la cultura de nuestras iglesias. Necesitamos hablar de estos temas más abiertamente y animar a quienes luchan con esto y les cuesta sincerarse con sus amigos de confianza o pastores. Así, podrán salir de la oscuridad y de las mentiras que los mantienen presos y dirigirse a la luz y la verdad de Cristo que puede hacerles libres.

La Biblia tiene grandes noticias para aquellos que empiezan a sentir que nunca verán la victoria
en su lucha contra el porno. El evangelio de Jesús ofrece perdón completo y un nuevo poder, a través del Espíritu Santo, que nos capacita para luchar contra el pecado y crecer en santidad. Vivir sin pornografía es posible de verdad. Jesús es realista en cuanto al poder que el pecado ejerce sobre nosotros, pero también tiene un mensaje de esperanza gloriosa para nosotros, no importa cuán
bajo hayamos caído:

Todo el que peca es esclavo del pecado [… pero] si el Hijo os libera, seréis verdaderamente libres.

Juan 8:34, 36

Este fragmento forma parte del libro El problema del porno, que recibirás muy pronto si eres Amigo de Andamio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: