Preparados para su venida

Margarita Burt

“Persiste en lo que has aprendido” (2 Tim. 3:14).

Cómo prepararnos para la segunda venida del Señor según el apóstol Pablo:

            Vamos a tomar el mismo material que hemos estado estudiando y mirarlo de otro ángulo para contestar a la pregunta que nos hemos planteado. Reconocemos demasiado bien la escena descrita. Es un retrato de nuestros días. Hay “hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tienen apariencia de espiritualidad” (3:2-5). Algunos de estos pretenden ser creyentes y van engañando a personas cargadas de pecados, arrastradas por sus deseos carnales, que siempre están aprendiendo, pero nunca llegan al conocimiento de la verdad. Los malos hombres y los engañadores van de mal en peor, engañando y siendo engañados (v. 13). Hay mucho pecado en la sociedad, falsedad en la religión, y milagros que engañan y confundan, al estilo de Janes y Jambres (v. 8). El final se acerca. Estos son los postreros días del versículo 1: “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos”. El peligro es de ser tragado por el engaño, o comido por el mundo, o de apartarse por miedo de la persecución. ¿Qué tiene que hacer el creyente en estos días difíciles? ¡Lo que tiene que hacer es justamente lo que le prepara para la venida del Señor!

  • Evitar a los falsos religiosos (v. 5).
  • Seguir la doctrina de Pablo, imitar su conducta, tener el mismo propósito que tuvo él, y tener un carácter como el suyo (v. 10).
  • Prepararse para persecuciones y padecimientos por amor al Señor Jesús (v. 11, 12).
  • Persistir en lo que ha aprendido, y no cambiar de doctrina solo para estar de acuerdo con lo que se enseña hoy día (v. 14).
  • Seguir estudiando las Escrituras para cambiar, madurar y estar preparado para toda buena obra (v. 15-17).
  • Y con esta madurez estar llevando a cabo muchas buenas obras (v. 17).

El creyente así brillará como luz en medio de la oscuridad de una generación perversa y maligna. De esta manera estará listo y preparado para la venida de su Señor, y, si tarda en venir, él partirá para estar con Él, y estará enteramente preparado para rendirle cuentas en el día final. En cualquiera de los dos casos, estará preparado. ¡Ánimo y adelante!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: